¿Qué le falta a Tijuana para llegar a ser la Mejor Ciudad de México?

La noticia que todo residente de esta maravillosa y fértil ciudad quisiéramos escuchar es, que efectivamente Tijuana la Mejor Ciudad de México… Pero no como un slogan político, ni como un discurso positivista de campaña, mucho menos como comentario sarcástico respecto a un sueño inalcanzable.



Tijuana tiene el potencial de llegar a ocupar ese título definitivamente, pero eso no va a ocurrir este año, ni tengo claro cuándo podrá llegar a ocuparlo. Lo que sí es claro que esta es una tierra de oportunidades, y que el desarrollo que se ha detonado y que está floreciendo actualmente en el ámbito de la edificación y en muchas otras áreas que tienen que ver con el desarrollo económico y productivo es impresionante.


Muchos factores deberán concurrir, equivalente al avistamiento en el cielo de un alineamiento de estrellas o algo similar, imposible citaros a todos en este artículo, por lo que me permito plantearlo como una primera entrega, y en las ediciones siguientes continuar atendiendo este interesante tema. Destacando para esta primera parte los siguientes puntos, muy acorde al parteaguas político que estamos viviendo, pues tienen que ver directamente con los encargados de ADMINISTRAR la ciudad y los recursos que todos los tijuanenses ponemos en sus manos para que saquen el mejor provecho de ellos:


La primera etapa que me permito citar tiene que ver con el tema de liderazgo, real y sincero, comprometido con la ciudad y con sus ciudadanos; desde las altas esferas hasta el elemento más sencillo que opera la impresionante maquinaria conocida como la Administración Pública Municipal, debe tenerse la conciencia y clara convicción de que todos debemos “jalar parejo” y poner nuestro granito de arena, y principalmente, que sí es posible alcanzar tan anhelada meta.

Es necesario que exista una sensibilización de las autoridades a la problemática real que día a día se vive en los distintos puntos geográficos que comprenden este municipio; invitarlos a que recorran la ciudad, que la caminen y se den cuenta que en una micro banqueta en la que aparece de repente un poste, un obstáculo, una depresión por alguna cochera, un bache, por citar algunos o que simplemente no existe banqueta alguna, difícil es circular para alguien que goza de todas sus capacidades, y mucho más complicado para aquellos menos afortunados que tienen alguna discapacidad.

Por aquí debemos empezar, sensibilizarse con la gente que vive a diario esta maravillosa ciudad y que la recorren en muchos casos de punta a punta, no una, sino varias veces al día… que se suban al transporte público todos los funcionarios y que se den como dicen coloquialmente “un baño de pueblo”, desde las famosas “calafias”, los taxis, los “camiones”, que se suban al SITT, y que los usen recurrentemente… que se monten a la bicicleta y recorran los intentos inconclusos de ciclovías, circulando en las calles a la merced de que algún automovilista inoportuno o algún camionero los quiera embestir.

Que caminen de noche por las calles sin pavimento de alguna recóndita colonia de la ciudad, a oscuras por la falta de alumbrado público, o porque simplemente no prendió el alumbrado por alguna desconocida razón, a merced de algún individuo deshonesto que los pudiera asaltar… que se formen en línea en cualquiera de las oficinas de gobierno y que intenten llevar a cabo cualquier trámite sin recurrir a algún conocido, sin hacer mención de su cargo público, o que les echen la mano en agilizar dicho trámite, tal como lo hacen a diario cientos de personas… Estos y muchos otros ejemplos son parte del camino que se debe empezar por recorrer si aspiramos al título de la Mejor Ciudad de México.


Tijuana sin duda es sinónimo de PROGRESO, invito a las autoridades que están por entrar en función como a la ciudadanía en general a aprovechar todas nuestras capacidades y detonar juntos el progreso de nuestra querida ciudad.


Por: Arq. Felipe Alejandro García Cruz

Presidente del Colegio de Arquitectos de Tijuana, A.C. (CATAC)

0 vistas

(664) 348 3659 y (664) 381 9183

¡SUSCRIBETE!

Y recibe nuestra revista digital.

© 2019 Todos los derechos reservados, un producto de Beauchamp Marketing